blog de psicología

27 Abr ¡Bienvenidos/as al blog de psicología de Equilattera!

Hace ya algún tiempo, en una ciudad de Estados Unidos; había un hombre que soñaba con ser actor. Él creía en su sueño y se esforzaba mucho por lograr conseguirlo, pero sin ver resultados. En una ocasión, estaba tan desesperado que robó las joyas de su mujer y las vendió. Aquel camino, le llevó a tomar decisiones equivocadas y las cosas se pusieron tan mal que llegó a acabar viviendo en la calle durante tres días, en la estación de autobuses de Nueva York. Las cosas le iban tan mal, que no lograba recaudar el dinero suficiente para pagar el alquiler o comprar comida y un día, finalmente, tocó fondo. Estaba tan desesperado, que quiso vender a su perro a cualquier desconocido que pasara por la calle, intentándolo así delante de una tienda de licores. No tenía dinero para seguir alimentándolo, y lo vendió por tan sólo 25 dólares. Aquel día, se marchó a casa llorando.

blog de psicología

Dos semanas más tarde, vio un combate entre dos boxeadores muy famosos; se sintió verdaderamente inspirado y comenzó a escribir el guión de una película. Tal era su inspiración que escribió el guión ¡en tan solo 20 horas! Trató de venderlo y recibió una oferta de 125.000 dólares por él. Pero él tan solo ponía una condición: Quería ser el protagonista de la película, él quería ser el actor principal. Sin embargo, la productora le dijo que NO; ellos querían a un “verdadero actor”. Así que se marchó con su guión y semanas más tarde, aquel estudio que le había rechazado antes como actor, le ofreció 250.000 dólares por el guión. Él se negó. Incluso llegaron a ofrecerle 350.000 dólares y a pesar de la terrible situación económica en la que se encontraba, volvió a decir que no una vez más. Él quería estar en la película, ¡él quería ser actor! Después de un tiempo, el estudio cedió, decidió pagarle tan solo 35.000 dólares por el guión y le permitieron ser el protagonista de la película.

La película ganó varios Oscar como mejor película, mejor dirección y mejor montaje. ¡Incluso llegó a ser nominado a mejor actor! A día de hoy, la película sigue incluida como una de las más exitosas de la historia del cine americano. ¿Y sabéis que es lo primero que compró con aquellos 35,000 dólares?: A su perro. Aquel actor quería muchísimo a su mascota, tanto que esperó en la tienda de licores durante tres días al hombre que se lo había comprado. Y en el tercer día, vio al hombre. El actor le explicó por qué había vendido a su perro y le suplicó que se lo vendiese. El hombre se negó. El actor le ofreció 100 dólares. El hombre se negó. Le ofreció 500 dólares y el hombre se negó. ¡Le negó incluso hasta 1000 dólares! Y aunque parezca increíble, el actor pagó 15,000 dólares por aquel perro que había vendido por tan sólo 25 dólares. Y así, de esta manera, consiguió tener a su perro de vuelta.

Si aún no descubriste de que película se trata, te lo desvelamos: La película era Rocky y el actor, era Sylvester Stallone.

Nosotros también tuvimos un sueño, creímos en él y trabajamos mucho y muy duro para lograr alcanzarlo. No fue fácil llegar, y por el camino encontramos muchos obstáculos que nos hicieron difícil llegar a nuestro objetivo. Pero al igual que el actor de nuestra historia; el esfuerzo, la perseverancia y una gran motivación nos condujeron hasta nuestra meta. En nuestro caso: ver nacer a Equilattera, nuestro centro de psicología.

No conformes con lograr nuestro objetivo, tuvimos la idea de crear este blog de psicología con la finalidad de encontrar un espacio donde poder expresar, informar, reflexionar y debatir no solo sobre psicología y sexología, sino también acerca de nuestro entorno más cercano, dando cabida a todo aquello que sucede a nuestro alrededor, así como noticias y temas de actualidad.

Pretendemos que nuestro blog de psicología se convierta en un entorno formativo y de aprendizaje colectivo abierto a todo el mundo, un área de encuentro entre los profesionales de la psicología con la sociedad; un punto de confluencia entre adultos y adolescentes, entre estudiantes y trabajadores.

En definitiva: Un lugar para todas y todos.

Si tienes un sueño, si siempre quisiste hacer algo pero sentiste que era demasiado complicado como para poder lograrlo, nunca dejes de creer en ti. El camino será duro, no te lo pondrán fácil. Incluso cuando todas las puertas parezcan cerrarse, nunca dejes de soñar. Somos capaces de lograr todo lo que nos propongamos, tan solo necesitamos creer en nosotros mismos.

Así que, como diría Rocky:

4 Comentarios
  • Elena
    Publicado a las 12:50h, 06 mayo Responder

    ¡Qué gran post y cuánta razón! Enhorabuena por vuestra web, es PRECIOSA y por el BLOG. Promete y mucho 😉

    • Equilattera
      Publicado a las 16:18h, 09 mayo Responder

      ¡Muchas gracias Elena! Nos alegra mucho que te guste :) ¡Pronto tendremos más contenidos en nuestro blog!

  • Muriel
    Publicado a las 11:12h, 12 mayo Responder

    Felicidades por la apertura de vuestro centro !. Yo también estoy convencida de que, si creemos en nosotros mismos, lograremos lo que nos propongamos. Estoy deseando leer y aprender de vuestros contenidos.

    • Equilattera
      Publicado a las 12:16h, 18 mayo Responder

      Hola Muriel, ¡muchas gracias! Pronto lanzaremos nuestro siguiente post, ¡esperamos que te guste también!

Publica un comentario

Share This